Usar protección solar ofrece beneficios de por vida.

Los expertos señalan que los daños causados por el sol nunca desaparecerán, así que proteja bien a sus hijos desde el principio.

La mayoría de la gente, sobre todo los niños, adora estar bajo el sol en verano, pero los padres no deben olvidar que lo mejor es protegerse de los daños del sol.

«Tenga presente que si se broncea, sufrirá daños por la radiación ultravioleta», dijo en un comunicado de prensa del Hospital Infantil Lucile Packard de California el Dr. Alfred Lane. «Desafortunadamente, el cuerpo no olvida este daño. Se acumula desde la niñez hasta la adolescencia y la edad adulta, y puede conducir a un cáncer de piel».

Lane, que también es profesor de dermatología y pediatría de la Facultad de medicina de la Universidad de Stanford, ofrece consejos para ayudar a proteger a los más pequeños del daño del sol:

Use siempre un protector solar a prueba de agua con al menos un FPS de 30 (factor de protección solar), mientras más alto, mejor será la protección contra el daño de los rayos ultravioletas y el cáncer de piel, antes de exponerse al sol.

Utilice ropa con un FPS alto. Aún así, no olvide aplicar el protector solar en toda la piel expuesta.  El formato del protector solar, en barra, loción, aerosol, no importante siempre y cuando lo use. Sin embargo, evite el contacto con los ojos y la boca, en ese caso el protector solar en barra es el más indicado para esas áreas.

Debido a que los protectores solares no se recomiendan para niños menores de 6 meses, vista al bebé con una gorra, camisa de manga larga y pantalones largos, y manténgale siempre que sea posible a la sombra. Aplique cuidadosamente un poco de protección solar en la cara y en las manos expuestas al sol.

Fuente: IntraMed

Comentar