¿Que es la escabiosis o sarna?

La escabiosis, o sarna, es una enfermedad de la piel causada por un ácaro (parásito microscópico), que penetra debajo de la piel, cava túneles y deposita sus huevos en los mismos.

Es común en todo el mundo y puede afectar a las personas de todas las edades y clases sociales y no tiene que ver con la falta de higiene.

Generalmente causa una picazón intensa y una erupción cutánea, parecida a granos, que puede afectar distintas partes del cuerpo. La sarna es contagiosa y se puede propagar rápidamente en áreas donde las personas están en contacto físico cercano.

 

¿Cómo puedo contraer la sarna?

Si bien el ácaro puede sobrevivir hasta 3 días en la ropa (tanto de vestir como de cama), el principal medio de contagio es el directo de piel a piel con una persona infectada. La sarna puede infectar fácilmente a las parejas sexuales y otros familiares en casa.

Por lo general, la sarna se propaga por el contacto con la piel de una persona que tiene esta enfermedad. A veces se propaga indirectamente al compartir artículos como prendas de vestir, toallas o ropa de cama que hayan sido usados por una persona infestada.

La sarna puede propagarse fácilmente en condiciones de hacinamiento, donde es frecuente el contacto cercano con la piel y el cuerpo de otras personas.

Los animales no propagan la sarna humana: las mascotas adquieren un tipo diferente de infección denominada sarna animal.

 

¿Cómo puedo prevenir la sarna?

Prevenga la sarna evitando el contacto con la piel de una persona que tenga esta enfermedad y con los artículos que
haya usado una persona infestada con ácaros de la sarna (como las prendas de vestir o la ropa de cama).

La propagación indirecta puede producirse más fácilmente cuando una persona tiene sarna costrosa.

 

¿Cuáles son sus síntomas?

El síntoma principal es el prurito o picazón, que comienza entre 2 y 3 semanas luego de la infestación y es más fuerte durante la noche. También aparecen lesiones en la piel que parecen picaduras, ampollas o granitos y líneas rojas, donde el ácaro ha penetrado debajo de la piel.

En los bebes y niños pequeños, las lesiones pueden presentarse en la cabeza, el cuello, los hombros, las palmas de las manos y las plantas de los pies.

En los niños mayores y en los adultos, la infección puede estar entre los dedos, las muñecas, el abdomen, axilas, glúteos, genitales, y los codos. Los pezones en las mujeres mayores pueden ser afectados.

Cuando una persona se infesta por primera vez con ácaros de la sarna, los síntomas suelen tardar 2 a 6 semanas en aparecer después de la infestación. Si la persona ha tenido sarna antes, los síntomas aparecen entre 1 y 4 días después de la exposición.

Una persona infestada puede transmitir la sarna, aun cuando no tenga síntomas, hasta que haya sido tratada exitosamente, y los ácaros y los huevos hayan sido eliminados.

 

¿Cómo se puede tratar la sarna?

El tratamiento de la escabiosis es corto y efectivo. Puede ser tópico o de forma oral y siempre supervisado por un médico.

El tratamiento debe realizarse en todo el grupo de convivientes simultáneamente para evitar que se repita el contagio.

Además, se debe lavar la ropa interior, las toallas y los pijamas con agua caliente. Aquella ropa que no pueda ser lavada debe ser colocada en una bolsa plástica cerrada, por un período de 2 semanas.

Es muy importante mantener la loción medicada fuera del alcance de los niños, ya que es tóxica si se ingiere.

La picazón puede continuar por dos semanas o más después de iniciado el tratamiento, pero desparecerá si se ha realizado adecuadamente cumplido

 

Fuente: CDCMinisterio de Salud

Comentar