Hantavirus

El director asociado del Área Programática Esquel del ministerio de Salud del Chubut, Jorge Elías, admitió en las últimas horas que se está “en una situación de brote de hantavirus en la localidad de Epuyén, del que no se tienen antecedentes en la comarca desde 1996, cuando ocurrió un suceso similar en la localidad rionegrina de El Bolsón”.

¿Qué es?

El hantavirus es una enfermedad viral aguda grave, causada por el virus Hanta. Los ratones de campo (principalmente los colilargos) lo transmiten a las personas, eliminando el virus en la saliva, las heces y la orina.

 

¿Cómo se transmite?

-Por inhalación: Es la causa más frecuente. Ocurre cuando respiramos en lugares abiertos o cerrados (galpones, huertas, pastizales) donde las heces o la orina de los roedores infectados desprendieron el virus contaminando el ambiente.

-Por contacto directo: Al tocar roedores vivos o muertos infectados, o las heces o la orina de estos roedores

-Por mordeduras: Al ser mordidos por roedores infectados.

 

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas se parecen a un estado gripal: fiebre, dolores musculares, escalofríos, cefaleas (dolores de cabeza) náuseas, vómitos, y a veces dolor abdominal y diarrea. Después de algunos días puede haber dificultad respiratoria que puede agravarse produciendo lo que se conoce como «síndrome cardiopulmonar por hantavirus», que si bien es poco frecuente puede llevar a la muerte si no es tratado a tiempo.

 

¿Cómo es el tratamiento?

No existe tratamiento específico. Aquellos pacientes con síndorme cardiopulmonar por hantavirus deben ser asistidos en establecimientos hospitalarios, de preferencia con unidades de terapia intensiva que cuenten con asistencia respiratoria mecánica.

 

¿Cómo puede prevenirse?

-Evitar la convivencia con roedores y el contacto con sus secreciones

-Evitar que los roedores entren o hagan nidos en las viviendas

-Tapar orificios en puertas, paredes y cañerías, mantener la higiene con agua y lavandina en proporción de 9:1 (10% de desinfectante), colocar huertas y leña a más de 30 mts de las viviendas, cortar pastos y malezas hasta un radio de 30 mts alrededor del domicilio.

-Ventilar por lo menos 30 minutos antes de entrar a lugares que hayan estado cerrados (viviendas, galpones).

-Cubrirse la boca y la nariz con un pañuelo húmedo antes de ingresar.

-Realizar la limpieza (pisos, mesas, cajones y alacenas) con una parte de lavandina cada diez de agua (dejar 30 minutos y luego enjuagar). Humedecer el piso antes de barrer para no levantar polvo.

-Al acampar hacerlo lejos de maleza y basurales, no dormir directamente sobre el suelo y consumir agua potable.

Si se encuentra un roedor vivo: usar veneno para roedores o tramperas para capturarlo (no intentar tocarlo o golpearlo). Consulte en el municipio si se dispone de un servicio de control de plagas.

Si se encuentra un roedor muerto: rociarlo con lavandina junto con todo lo que haya podido estar en contacto y esperar un mínimo de 30 minutos. Luego recogerlo usando guantes y enterrarlo a más de 30 cm de profundidad o quemarlo.1

 

 

Chubut, Epuyén: Sospechan que el brote de hantavirosis puede haber sido provocado por el contagio de persona a persona2

“Los casos de hantavirosis detectados son caratulados como brote porque se dan en un mismo contexto, en la localidad de Epuyén, al mismo tiempo y en el mismo lugar”, explicó el director Asociado del Área Programática Esquel, Dr. Jorge Elías. Asimismo, por la configuración de los casos reconoció que tomó fuerza en las últimas horas la posibilidad de que se haya transmitido por contagio interpersonal.

La forma más frecuente conocida de cómo se propaga la enfermedad es a través de la exposición a excreciones del ratón colilargo (Oligoryzomys longicaudatus).

Sin embargo el equipo multisectorial que se constituyó ayer con especialistas de la Secretaría de Salud de la Nación y después de varias horas de analizar la situación y con los datos al día, llegaron a la hipótesis de la transmisión interhumana, hasta descartar lo contrario.

A la hora de describir el contagio persona a persona aceptado ahora como hipótesis, Elías detalló que “el primer elemento que se tiene en cuenta es que es un caso único y extraordinario en tiempo y espacio porque todos los casos positivos se dieron el mismo lugar”.

Además aclaró que “el segundo elemento que se tuvo en cuenta es la línea temporal de 7 y 21 días que se ha dado en la situación sintomática en los casos positivos”, que llegaron a seis confirmados por la Administración Nacional de Laboratorios e Institutos de Salud (ANLIS) ‘Dr. Carlos Gregorio Malbrán’.

Y el tercer elemento es que “después de una semana de trabajo intenso no se lograron capturas positivas de roe-dores en las trampas colocadas tanto en el salón de eventos donde estuvieron las personas en contacto como en los peridomicilios de los afectados”.

De acuerdo al último parte difundido ayer, hay seis casos positivos, de los cuales se desprenden dos fallecidos, dos pacientes dados de alta, uno internado en la unidad de terapia intensiva del Hospital Zonal de Esquel en proceso de destete del respirador, y el restante ambulatorio en buenas condiciones clínicas.

Sin embargo en las últimas horas se sumó otro paciente, cuya situación no está confirmada, aunque presenta el mismo cuadro clínico: se trata de un empleado municipal de Epuyén.

El primer caso de posible transmisión interhumana de hantavirus fue el de una mujer argentina que en 1997 se contagió en San Carlos de Bariloche, pero que luego de viajar a Buenos Aires contagió a otras 16 personas que no estuvieron expuestas a excretas de ratones. Incluso, la médica que atendió a la paciente murió de hantavirosis. Estudios posteriores demostraron que la secuencia genética de la cepa del virus de la paciente de Bariloche era la misma de la doctora y de las otras 16 personas contagiadas del virus. De ese modo se comprobó que la cepa Andes del virus –presente en Argentina y Chile– se contagia entre personas.

 

Ante cualquier duda, comunicarse a los Teléfonos : 0294 4426118 / 0294 4420099 (Salud ambiental)

 

Precauciones

-Si se va al campo, no se debe acampar cerca de matorrales o leña acumulada, ni con agua estancada.

-Si se va a cabañas o a refugios, deben abrirlas y ventilarlas por varias horas antes de instalarse.

-Limpiar con paños húmedos para no levantar residuos y no caminar por zonas sin huella humana, ya que pueden estar en contacto con excremento, orina o saliva del ratón.

-Se recuerda, que en caso de presentar fiebre alta, dolor de cabeza y del cuerpo, similares a una gripe o molestias gastrointestinales, se debe consultar al médico o recurrir al hospital o centro asistencial más cercano.

-Es importante remarcar que el período de incubación de la enfermedad puede llegar a ser de hasta 45 días luego de la exposición, con lo cual los síntomas pueden presentarse mucho después de la exposición al virus.

 

Fuente

  1. Secretaria de Salud de la Nación. https://www.argentina.gob.ar/salud/glosario/hantavirus
  2. Reporte Epidemiológico de Córdoba (N°2.134, 17 de diciembre de 2018). Disponible online: http://www.reporteepidemiologico.com/wp-content/uploads/2018/12/REC-2134.pdf
Comentar