Gastritis por Helicobacter pylori

La gastritis es la inflamación del revestimiento interno (mucosa) del estómago. Puede presentarse en forma rápida (gastritis aguda) o mantenerse en el tiempo (gastritis crónica).

 

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas más frecuentes de la gastritis son:

  • Acidez gástrica
  • Inapetencia.
  • Nauseas.
  • Vómitos.
  • Dolor en la parte superior del vientre o el abdomen.
  • Sensación de distensión del abdomen.
  • Vómitos con sangre.
  • Deposiciones negras.

Sin embargo, a veces la gastritis puede ser asintomática.

 

¿Cuáles son las causas?

Las principales causas de la acidez son:

  • consumo excesivo de alcohol,
  • algunos medicamentos como la aspirina o el ibuprofeno cuando se toman durante largo tiempo,
  • infección del estómago por la bacteria Helicobacter pylori,
  • fumar,
  • consumo de comidas muy condimentadas,
  • el exceso de secreción de ácido gástrico, como el provocado por el estrés, generalmente asociado a una cirugía o a una internación.

 

¿Cómo se trata?

El tratamiento depende de la causa de la gastritis y a veces será necesario recurrir a algún tipo de medicación.

Además de los medicamentos, también se deben mantener algunos hábitos como:

-Evitar la ingesta de comidas y bebidas que agravan los síntomas como pimienta, picantes, café y té.

-Evitar el uso prolongado de irritantes como el ácido acetilsalicílico (aspirina), los antiinflamatorios o el alcohol.

-Masticar bien la comida y comer lentamente.

-Fraccionar la dieta en pequeños volúmenes.

 

Infección por Helicobacter pylori

Helicobacter pylori es una bacteria, causa importante de úlcera péptica, siendo muy común especialmente en países en vías de desarrollo. Cuando existe la infección, disminuye la capacidad del estómago para producir moco, haciendo que esta víscera sea más vulnerable a lesiones por ácido y a úlceras pépticas. H. pylori también se asocia al desarrollo de cáncer gástrico.

Entre los síntomas que requieren una atención médica inmediata se incluyen la presencia de un dolor abdominal agudo, de inicio súbito y persistente, la presencia de heces sanguinolentas o negruzcas, o la aparición de vómitos de sangre o de vómitos en forma con consistencia o aspecto de poso de café.

¿Desarrollan úlcera todos los infectados con H. pylori?

No. Muchas personas tienen evidencia de infección pero no presentan síntomas de enfermedad ulcerativa. El motivo por el cual ciertas personas infectadas por H. pylori desarrollan úlceras y otras no, se desconoce.

¿Cómo he podido infectarme con H. pylori?

Se cree que las bacterias se transmiten mediante alimentos o agua contaminados con materia fecal humana, o posiblemente por el contacto directo con heces, vómitos o saliva de una persona infectada. La exposición directa a familiares infectados parece ser la mejor ocasión para adquirir la infección.

¿Mejoran todos los individuos tratados de infección por H. pylori?

La mayoría de personas que completa el tratamiento consistente en la combinación de antibióticos, elimina la bacteria del tracto gastrointestinal. Sin embargo, pueden existir resistencias a alguno de los antibióticos y, por tanto, la bacteria puede continuar multiplicándose a pesar de seguir el tratamiento adecuado.

 

¿En que consiste el análisis de laboratorio?

Cuando se experimenta dolor gastrointestinal y síntomas propios de úlcera, el médico puede solicitar uno de los análisis de H. pylori para determinar si existen evidencias de enfermedad por este microorganismo.

La muestra que se recoge depende del análisis solicitado. Puede ser tan simple como una muestra de heces para buscar el antígeno de H. pylori o una muestra de sangre venosa extraída para detectar anticuerpos contra la bacteria.

Esta prueba se emplea para diagnosticar una infección por H. pylori. Un resultado positivo para H. pylori indica que el dolor gastrointestinal puede estar causado por una úlcera péptica causada por esta bacteria.

Para saber si el tratamiento ha sido efectivo, puede repetirse la prueba al cabo de algunas semanas. Sin embargo, la prueba en sangre no puede utilizarse con esta finalidad debido a que los anticuerpos frente a la bacteria pueden persistir a pesar de que se haya resuelto la infección. Es más frecuente emplear las pruebas en heces o en aliento para la monitorización de la infección.

Estos análisis también pueden solicitarse después de finalizar el tratamiento antibiótico prescrito, para demostrar que las bacterias de H. pylori ya no están presentes en el organismo. Sin embargo, no se realiza habitualmente un análisis de seguimiento a todos los pacientes.

 

Fuente: Lab Tests OnlineMinisterio de Salud

 

Las determinaciones mencionadas se encuentran entre las prestaciones brindadas por Laboratorio LES.
Ante cualquier duda o por mayor información sobre estas prácticas comuníquese con nosotros de Lunes a Viernes, enviando un mensaje de Whatsapp al +54 9 2944587122 o bien comunicándose telefónicamente al (0294) 4428834, en nuestro horario de atención de 7 a 20hs.

Comentar