Día Mundial del Riñón 2017 #DMR2017

El Día Mundial del Riñón es una Campaña mundial de sensibilización dirigida a crear conciencia sobre la importancia de nuestros riñones.

 

Enfermedad renal y obesidad

Este año, el Día Mundial del Riñón promueve la educación sobre las consecuencias nocivas de la obesidad y su asociación con la enfermedad renal, abogando por un estilo de vida saludable y medidas de políticas de salud que hacen que los comportamientos preventivos sean una opción asequible.

La obesidad se define como la acumulación anormal o excesiva de grasa que puede afectar la salud. En 2014, en todo el mundo más de 600 millones de adultos eran obesos.

La obesidad es un potente factor de riesgo para el desarrollo de la enfermedad renal. Aumenta el riesgo de desarrollar los principales factores de riesgo de la Enfermedad Renal Crónica (ERC), como la diabetes y la hipertensión, y tiene un impacto directo en el desarrollo de ERC y enfermedad renal terminal. En los individuos afectados por la obesidad, los riñones tienen que trabajar más duro, filtrando más sangre de lo normal (hiperfiltración) para satisfacer las demandas metabólicas del aumento del peso corporal. El aumento de la función puede dañar el riñón y aumentar el riesgo de desarrollar ERC en el largo plazo.

La buena noticia es que la obesidad, así como la ERC, es en gran medida prevenible. La educación y la conciencia de los riesgos de la obesidad y un estilo de vida saludable, incluyendo la nutrición adecuada y el ejercicio, pueden ayudar dramáticamente a prevenir la obesidad y la enfermedad renal.

 

¿Qué es la enfermedad renal crónica (ERC)?

La enfermedad renal crónica (ERC) es la pérdida progresiva de la función renal durante un período de meses o años. Cada uno de tus riñones tiene aproximadamente un millón de filtros diminutos, llamadas nefronas. Si las nefronas están dañadas, dejan de trabajar. Durante un tiempo, las nefronas sanas pueden asumir el trabajo extra. Pero si el daño continúa, más y más nefronas dejan de funcionar. Después de cierto punto, las nefronas que quedan no pueden filtrar la sangre lo suficientemente bien como para mantenerte saludable.

Cuando la función renal cae debajo de cierto punto, se llama insuficiencia renal. La insuficiencia renal afecta a todo el cuerpo, y puede hacerte sentir muy enfermo. La Insuficiencia renal no tratada, puede ser potencialmente mortal.

Lo que no debes olvidar:

  • La enfermedad renal crónica temprana no tiene signos o síntomas.
  • La enfermedad renal crónica por lo general no desaparece.
  • La enfermedad renal puede ser tratada. Cuanto antes se sepa que la tiene, mejores serán sus posibilidades de recibir un tratamiento eficaz.
  • Los análisis de sangre y orina se utilizan para comprobar si hay enfermedad renal.
  • La enfermedad renal puede progresar a insuficiencia renal.

Enfermedades renales son comunes, nocivas y a menudo tratables.

Común: Entre el 8 y el 10% de la población adulta tiene algún tipo de daño renal, y cada año millones mueren prematuramente por complicaciones relacionadas a la enfermedad renal crónica (ERC).

Nocivo:

  • La primera consecuencia de no detectar la ERC, es el riesgo de desarrollar pérdida progresiva de la función renal que puede conducir a insuficiencia renal (también llamada fase final o Enfermedad Renal Terminal ERT) que significa el tratamiento de diálisis regular o se necesita un trasplante de riñón para sobrevivir.
  • La segunda consecuencia de la ERC es que aumenta el riesgo de muerte prematura asociada por enfermedad cardiovascular (es decir, ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares). Las personas que se encuentran aparentemente sanas con enfermedad renal crónica tienen un mayor riesgo de muerte prematura por enfermedad cardiovascular, independientemente de si es que alguna vez desarrollaron insuficiencia renal.

Tratable: Si la ERC se detecta a tiempo y manejada apropiadamente, el deterioro de la función renal se puede retrasar o incluso detener, y el riesgo de complicaciones cardiovasculares asociadas puede ser reducido.

¿Cómo es medida la función renal?

El principal indicador de la función renal es tu nivel de creatinina en la sangre, es un producto desecho del cuerpo, producido por los músculos y se excreta por los riñones. Si la función renal se reduce, la creatinina se acumula en la sangre y conduce a un nivel elevado cuando se comprueba una prueba de sangre.

La función renal se mide mejor por un indicador llamado TFG (tasa de filtración glomerular) que mide la tasa de filtración de la sangre por los riñones. Este indicador permite a los médicos determinar si la función renal es normal, y si no, a qué nivel de reducción la función renal se ha deteriorado. En la práctica cotidiana, la TFG fácilmente puede ser estimado, a partir de la medición del nivel de creatinina en la sangre, y teniendo en cuenta, edad, etnia y género.

 

Etapas de la Enfermedad Renal Crónica (ERC ) 

Por lo general, la enfermedad renal comienza lentamente y en silencio y progresa durante un número de años. No todo el mundo progresa de la etapa 1 a la Etapa 5. La etapa 5 también se conoce como etapa final o terminal de la enfermedad renal.

 

Causas de la enfermedad renal crónica

La presión arterial alta (hipertensión) y la diabetes son las causas más comunes de la enfermedad renal. La presión arterial alta hace poco más de una cuarta parte de todos los casos de insuficiencia renal. La diabetes se ha establecido como la causa de alrededor de un tercio de todos los casos y es la causa más común de enfermedad renal en fase final en la mayoría de los países desarrollados.

Otras condiciones menos comunes son inflamaciones (glomerulonefritis) o infecciones (pielonefritis). A veces la ERC se hereda (como la poliquistosis) o el resultado de la obstrucción de largo plazo en el sistema urinario (como agrandamiento de la próstata o cálculos renales).

Algunos medicamentos pueden causar enfermedad renal crónica, especialmente algunos analgésicos si se toma durante un largo tiempo. Muchas veces los médicos no pueden determinar qué causó el problema.

 

ERC, Tratamiento

No hay cura para la enfermedad renal crónica, aunque el tratamiento puede retrasar o detener la progresión de la enfermedad y puede prevenir otras enfermedades graves en desarrollo.

Los principales tratamientos son una dieta adecuada y medicamentos, para aquellos que llegan a la fase final de la ERC la opción es el tratamiento de diálisis a largo plazo o un trasplante de riñón. En las primeras etapas de la enfermedad renal, una dieta adecuada y medicamentos pueden ayudar a mantener el equilibrio fundamental que los riñones normalmente controlarían. Sin embargo, cuando tienes insuficiencia renal, los desechos y los líquidos se acumulan en su cuerpo y necesita tratamientos de diálisis para eliminar estos desechos y el exceso de líquido de la sangre, la diálisis se puede hacer, ya sea por la máquina (hemodiálisis) o mediante el uso de líquido en el abdomen (diálisis peritoneal). En los pacientes adecuados un trasplante de riñón en combinación con medicamentos y una dieta saludable puede restaurar la función normal del riñón. La diálisis y el trasplante renal se conocen como terapias de sustitución renal (TSR), ya que tratan de “reemplazar o sustituir” el funcionamiento normal de los riñones y se discuten con más detalle a continuación.

Fuente: worldkidneyday.org

Comentar