Día Mundial de la Fibromialgia y Fatiga Crónica

El 12 de mayo de cada año se celebra el Día Mundial de la Fibromialgia y de la Fatiga Crónica. La fibromialgia es una enfermedad frecuente pero de causa desconocida.

Su característica principal es un dolor crónico generalizado y sensibilidad exagerada a la presión en determinadas zonas del cuerpo, limitando las actividades diarias. Se trata de una alteración del Sistema de Sensibilización Central, al igual que el Síndrome de Fatiga Crónica, un cansancio físico y mental que no cesa con el reposo; y la Sensibilidad Química Múltiple, una intolerancia a todo componente químico.

Las personas que sufren de fibromialgia generalmente padecen síntomas como:

-Rigidez por la mañana

-Dolores de cabeza

-Cansancio

-Periodos menstruales dolorosos

-Sensación de hormigueo o adormecimiento en las manos y los pies

-Falta de memoria o dificultad para concentrarse

Fue reconocida en 1992 por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como una entidad clínica, denominada “síndrome de fibromialgia”, que fue incorporada a la clasificación internacional de enfermedades.

Las últimas investigaciones indican que su origen es neurológico, es decir, responde a un incremento de la percepción del dolor a nivel del Sistema Nervioso Central. Estos pacientes tienen una sensibilidad exagerada al dolor, ya que perciben como dolorosos estímulos que cualquier otro individuo apreciaría como normales.

Estudios relacionados con la fibromialgia han encontrado alteraciones en el sistema inmunológico mediante la presencia de las citocinasproinflamatorias que se encuentran aumentadas en pacientes con este síndrome.

 

Diagnóstico

La dificultad para explicar la sintomatología es una de las problemáticas a las que se enfrenta el paciente con fibromialgia. En numerosas ocasiones, sufren incomprensión y peregrinan constantemente hasta encontrar algún médico que los atienda y pueda tratar sus dolencias. En promedio, se estima que una persona con fibromialgia recibe su diagnóstico después de haber consultado a siete especialistas, durante un periodo de tres y cuatro años.

En primer lugar, acuden a atención primaria donde generalmente se atacan los síntomas que van apareciendo como el dolor articular, la falta de sueño reparador o problemas intestinales de forma individual y no en su conjunto, hasta que le derivan generalmente a reumatología tras meses de espera. Tras diagnosticar una enfermedad crónica, se encarga el seguimiento de nuevo a Atención Primaria, que ante la falta de resultados vuelve a enviar al paciente a reumatología.

El resultado es un paciente muy medicado, con frecuentes visitas a diferentes profesionales y que engrosa las listas de espera evitables, todo ello mientras avanza la enfermedad, por lo que el paciente cada vez está más limitado y dependiente.

 

Tratamiento

No existe actualmente tratamiento curativo, no obstante, pueden abordarse muchos de sus síntomas, lo que permite al paciente hacer una vida casi normal. Para su tratamiento es necesario el trabajo conjunto de varios especialistas (inmunología, neurología, medicina interna, reumatología, fisioterapia, nutrición) para centralizar el tratamiento hospitalario de los pacientesy un procedimiento individualizado de cada caso.

La alimentación es un elemento importante para el tratamiento integral de las personas con fibromialgia; el ejercicio es otro pilar en el proceso.

Desde las asociaciones de pacientes y familiares con fibromialgia reclaman el reconocimiento de la enfermedad por parte de profesionales, instituciones, agentes sociales y sociedad en general; la mejora de la atención sanitaria y el establecimiento de protocolos unificados que garanticen la igualdad en la calidad y la accesibilidad a los recursos y servicios del Sistema Público de Salud; y las justas prestaciones sociales cuando la gravedad de la enfermedad no les permita trabajar.

 

Fuente: Sociedad Española de Síndrome de Sensibilidad Central

Imagen diseñada por Freepik

Comentar