Día Mundial de la Alimentación

Desperdiciar menos, alimentarse mejor y adoptar un estilo de vida sostenible son elementos clave para construir un mundo libre de hambre. Las decisiones que tomamos hoy son vitales para el futuro seguro de los alimentos. Le presentamos una lista de acciones sencillas para que lo ayuden a llevar el estilo de vida #HambreCero, para ayudarlo a reconectarse con la alimentación y con lo que representa.

 

Lo que puedo hacer para ayudar a lograr el #HambreCero

No tirar comida: Si tiene sobras, congélelas para más tarde o úselas como ingrediente para otra comida. Cuando almuerce en un restaurante, solicite media porción si no tiene mucha hambre o traiga las sobras a casa.

Producir más con menos: Con una población en crecimiento que se espera que alcance 9.000 millones en el año 2050, los agricultores deberían encontrar formas nuevas de cultivar alimentos y que sean más productivas, y diversificar sus cultivos. Usar un enfoque de agricultura integrada no solo ayudará a los agricultores a aumentar el rendimiento de sus cultivos y, por lo tanto sus ganancias, sino que también puede mejorar la calidad de sus tierras agrícolas.

Adoptar una dieta más saludable y sostenible: Vivimos una vida acelerada y tratar de hacer hueco para la preparación de comidas saludables y nutritivas puede ser un desafío si no sabes cómo hacerlo. Las comidas saludables no tienen que ser elaboradas. En realidad, los alimentos saludables se pueden cocinar de manera rápida y sencilla usando solo unos pocos ingredientes. Comparta sus recetas rápidas y saludables con su familia, amigos, colegas y en línea. Siga a chefs y blogeros sostenibles en línea para aprender recetas nuevas o hable con su agricultor local para ver cómo cocinan sus productos en casa.

Defiende el #HambreCero: Todos tenemos un papel que desempeñar para lograr el #HambreCero, pero los países, las instituciones y las personas deben trabajar juntos para alcanzar este objetivo. Establecer asociaciones HambreCero, compartir conocimientos y recursos, desarrollar estrategias innovadoras y descubrir oportunidades nuevas para contribuir a la lucha contra el hambre. Realice propuestas sobre este tema con las autoridades locales y nacionales, promueva en su comunidad programas educativos relacionados y amplifique el mensaje #HambreCero a través de su red.

 

El hambre mundial vuelve a aumentar después de un período de declive. Hoy, más de 815 millones de personas sufren subalimentación crónica, según el último informe de la FAO.

Los conflictos, los fenómenos meteorológicos extremos relacionados con el cambio climático, la recesión económica y el rápido aumento de los niveles de sobrepeso y obesidad están invirtiendo el progreso logrado en la lucha contra el hambre y la malnutrición.

Ahora es el momento de corregir el rumbo. El mundo puede lograr el Hambre Cero si unimos fuerzas entre naciones, continentes, sectores y profesiones, y actuamos remitiéndonos a las pruebas. Un mundo #HambreCero para 2030 es posible.

 

Acerca del Día Mundial de la Alimentación

El 16 de octubre de 1945, 42 países tomaron la iniciativa en Quebec (Canadá), a fin de crear la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO). Al hacerlo, dieron un paso importante en la lucha perpetua del hombre contra el hambre y la malnutrición. A través de la creación de la FAO se dotaron y dotaron a otros muchos países que iban a ingresar en la Organización de un mecanismo por el que los Estados Miembros podrían ocuparse de una serie de problemas que son una fuente de preocupación importante para todos los países y para todos los pueblos.

Así pues, la FAO se fundó en 1943 en Hot Springs (EE.UU.) durante la Conferencia sobre la Agricultura y la Alimentación de las Naciones Unidas y se instituyó oficialmente durante el primer período de sesiones de la Conferencia de la Organización que se celebró en Quebec (Canadá) en 1945 – Se puede consultar más información sobre el origen de la FAO aquí.

La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación marca cada año el Día Mundial de la Alimentación el 16 de octubre, fecha en que fue fundada la Organización en 1945.

Los objetivos del Día Mundial de la Alimentación son:

estimular una mayor atención a la producción agrícola en todos los países y un mayor esfuerzo nacional, bilateral, multilateral y no gubernamental a ese fin;

estimular la cooperación económica y técnica entre países en desarrollo;

promover la participación de las poblaciones rurales, especialmente de las mujeres y de los grupos menos privilegiados, en las decisiones y actividades que afectan a sus condiciones de vida;

aumentar la conciencia pública de la naturaleza del problema del hambre en el mundo;

promover la transferencia de tecnologías al mundo en desarrollo;

fomentar todavía más el sentido de solidaridad nacional e internacional en la lucha contra el hambre, la malnutrición y la pobreza y señalar a la atención los éxitos conseguidos en materia de desarrollo alimentario y agrícola.

Fuente: FAO

Comentar