¿Cómo puedo prevenir la intoxicación alimentaria?

Cualquier persona se puede intoxicar por los alimentos, pero algunas personas son más propensas a enfermarse gravemente.

 

Consejos para prevenir la intoxicación alimentaria

Limpie

Lávese las manos y limpie las superficies de trabajo con frecuencia. Los microbios pueden sobrevivir en muchos sitios en la cocina, incluidos los utensilios, las tablas de cortar, los mesones y sus manos.

 

Separe

Separe la carne de res, las aves, los mariscos y los huevos crudos de los alimentos que vienen listos para consumir en su carrito de compras, refrigerador y área de preparación de comidas.

 

Cocine

Cocine los alimentos a la temperatura interna adecuada para eliminar bacterias dañinas. Use un termómetro de alimentos

 

Enfríe

Mantenga la heladera a menos de 4°C. Refrigere las sobras dentro de las 2 horas de cocción (o dentro de 1 hora si la temperatura externa es más de 32°C).

 

¿Cuáles son los síntomas de la intoxicación alimentaria?

La intoxicación alimentaria puede causar síntomas como diarrea, vómitos, malestar estomacal o náuseas. Vea a su médico si tiene:

-Fiebre alta (más de 101.5 °F).

-Sangre en las heces.

-Vómitos frecuentes que no permiten que mantenga líquido en el cuerpo.

-Diarrea que dure más de tres días.

-Signos de deshidratación, incluida una disminución en la orina, boca y garganta secas y sensación de mareo cuando se pone de pie.

 

Ciertos grupos de personas tienen más probabilidades de contraer una enfermedad transmitida por los alimentos (también conocida como intoxicación alimentaria) o de enfermarse gravemente.

Las personas que tienen más probabilidades de contraer una enfermedad transmitida por los alimentos son:

-Niños menores de 5 años de edad.

-Adultos de 65 años de edad o mayores.

-Personas con el sistema inmunitario debilitado a causa de afecciones como el cáncer, el VIH/sida o la diabetes, o por el tratamiento contra esas enfermedades.

-Mujeres embarazadas.

 

Las personas más propensas a intoxicarse por los alimentos no deben comer lo siguiente:

-Productos derivados de animales poco cocidos o crudos (como carne de res, aves, huevos o mariscos).

-Germinados crudos o ligeramente cocidos

-Leche (cruda) y jugos sin pasteurizar

-Queso blando (como queso fresco), a menos que diga en la etiqueta que fue elaborado con leche pasteurizada.

 

¿Por qué algunas personas tienen mayor riesgo?

Algunos grupos de personas tienen más probabilidades de intoxicarse por los alimentos porque, por una variedad de razones, la capacidad de su cuerpo de luchar contra microbios y enfermedades no es tan eficaz como la de otros.

Los niños pequeños tienen el sistema inmunitario todavía en desarrollo, por lo que la capacidad de su cuerpo de luchar contra microbios y enfermedades no es tan fuerte. La intoxicación alimentaria puede ser especialmente peligrosa para ellos porque la enfermedad puede causar diarrea y deshidratación. Los niños menores de 5 años tienen tres veces más probabilidades de ser hospitalizados si contraen una infección por Salmonella. Y 1 de cada 7 niños menores de 5 años que reciben un diagnóstico de infección por Escherichia coli 0157 presenta insuficiencia renal.

Los adultos mayores están en mayor riesgo, porque a medida que las personas envejecen el sistema inmunitario y los órganos no reconocen los microbios dañinos y no los eliminan con la eficacia que solían tener. Casi la mitad de las personas de 65 años y mayores que tienen una enfermedad transmitida por los alimentos producida por Salmonella, Campylobacter, Listeria o E. coli, confirmada por laboratorio, son hospitalizadas.

Las personas con el sistema inmunitario debilitado no pueden luchar contra microbios y enfermedades con la misma eficacia. Las personas que reciben diálisis tienen 50 veces más probabilidades de contraer una infección por Listeria.

Las mujeres embarazadas son más propensas que otras personas a enfermarse por ciertos microbios. Por ejemplo, tienen 10 veces más probabilidades de contraer una infección por Listeria.

 

Fuente: CDC

Comentar