Alerta Difteria: aparición de casos en las Américas

La difteria es una enfermedad causada por una toxina producida por la bacteria Corynebacterium diphtheriae. Se propaga fácilmente a través de los estornudos y la tos. El uso generalizado de la vacuna contra la difteria permitió que no se detecten casos de esta enfermedad en la Argentina desde el año 2006.

 

¿Cuáles son los síntomas?

La difteria puede causar fiebre y dolor de garganta. Evoluciona con compromiso del estado general y una gruesa membrana gris cubre el interior de la garganta. Si no se trata oportunamente la enfermedad puede causar dificultades para tragar o problemas graves como parálisis, insuficiencia cardíaca e infección generalizada.
Se describen tres formas de presentación:

-Difteria faringo-amigdalina con compromiso de las amígdalas y marcada hipertrofia de los ganglios del cuello. En los casos graves las membranas observadas son muy importantes y pueden extenderse hasta la vía aérea obstruyéndola.

-Difteria nasal que produce escoriaciones leves con secreción que pueden llevar varios días de evolución y en general es unilateral.

-Difteria cutánea que remeda al impétigo.

En cualquiera de estas localizaciones se produce liberación de la toxina diftérica que provoca:
miocarditis que va a dar lugar , después de la primera semana de enfermedad a la aparición de bloqueos y de insuficiencia cardíaca congestiva neuropatías periféricas que pueden presentarse con un cuadro similar al síndrome de Guillain-Barré.

La tasa de letalidad de la enfermedad oscila entre un 5 a 10%.

La difteria clínica no confiere inmunidad natural.

Los pacientes con difteria deberán ser vacunados antes de abandonar el hospital.

¿Cómo se previene?

La herramienta básica para la prevención de esta enfermedad es la vacunación que se otorga en cada etapa de la vida. También el sistema de salud debe estar atento ante la posible aparición de casos para limitar su diseminación en los no vacunados.

 

Vacuna Pentavalente

El Calendario Nacional de Vacunación contempla la vacunación con la quíntuple celular o pentavalente a los 2-4- y 6 meses de vida. Continúa el esquema a los 18 meses con la cuádruple, a los seis años con la triple bacteriana celular, a los 11 con la triple bacteriana acelular y cada diez años con la doble bacteriana. Todas estas vacunas contienen el componente antidiftérico que proporciona las defensas necesarias para no contraer la enfermedad.

 

Sociedad Argentina de Pediatría

En relación a la aparición de casos de difteria en las Américas el Comité de Infectología de la SAP (Sociedad Argentina de Pediatría) ha preparado una alerta para informar a toda la comunidad pediátrica.

Desde la semana epidemiológica (SE) 1 a la SE 32 de 2017 tres países en las Américas han notificado casos sospechosos y confirmados de difteria: Brasil (1 caso), Haití (80 casos) y la República Bolivariana de Venezuela (123 casos).

Acceda al comunicado de la SAP haciendo click aquí.

 

Fuente: Ministerio de Salud

Comentar