• 20 de Febrero 612 - Bariloche, Argentina
  • | 0294 4428834 - Whatsapp | 02944587122
 
 
 
    • 07 MAY 19
    • 0
    Lupus Eritematoso Sistémico

    Lupus Eritematoso Sistémico

    ¿Qué es el Lupus?

    El lupus es un trastorno autoinmune inflamatorio crónico. El lupus aparece porque el sistema inmune, que normalmente protege al organismo frente a infecciones, produce una respuesta inmune inadecuada dirigida contra los propios tejidos del individuo. El lupus puede afectar a la piel, articulaciones, vasos sanguíneos y órganos internos, especialmente riñones, corazón, pulmones y cerebro. Existen varios tipos o formas de lupus, siendo el más frecuente el lupus eritematoso sistémico (LES) que afecta a múltiples sistemas del organismo.

    El lupus puede afectar a todo el mundo y a cualquier edad, aunque es más frecuente en mujeres y personas de origen africano, asiático, hispánico y descendientes de americanos nativos. El lupus se observa preferentemente entre los 18 y 45 años si bien también puede afectar a niños y personas mayores.

    No se acaba de conocer con profundidad la causa exacta de esta enfermedad. Se piensa que seguramente concurren factores hereditarios y factores desencadenantes como factores medioambientales, hormonales, fármacos y/o infecciones por virus. El lupus puede coexistir con otros trastornos autoinmunes como el síndrome de Sjögren, la anemia hemolítica, la tiroiditis y la púrpura trombocitopénica idiopática (PTI).

     

    Los signos y síntomas del lupus

    Son muy variables, y entre ellos se incluyen:

    -Dolor muscular

    -Dolor de tipo artrítico (sin afectación articular o muy poca) en una o varias articulaciones

    -Erupción característica en forma de mariposa en la nariz y mejillas

    -Fiebre

    -Fatiga persistente

    -Hipersensibilidad a la luz ultravioleta

    -Fenómeno de Raynaud

    -Pérdida de cabello

    -Dolor torácico

    -Anemia

    -Úlceras en la boca

    -Inflamación y lesión de órganos y tejidos, como riñones, pulmones, corazón, capas de revestimiento del corazón, sistema nervioso central y vasos sanguíneos

    Los signos y síntomas del lupus varían a lo largo del tiempo, pueden ser intermitentes y variar entre personas; pueden empeorar bruscamente para posteriormente volver a atenuarse. Las exacerbaciones pueden desencadenarse por cambios en el estado de salud del individuo, debidos por ejemplo a factores estresantes psíquicos o físicos, y/o por factores externos estimuladores, como por ejemplo la exposición a la luz solar. Las mujeres afectadas de lupus pueden empeorar durante el embarazo o poco después de haber dado a luz.

    Las personas con lupus presentan mayor riesgo de contraer infecciones, por ejemplo del tracto urinario o respiratorias, e infecciones por hongos, por salmonella o por virus del herpes debido a que su sistema inmune está debilitado por la propia enfermedad y por el tratamiento administrado. También presentan mayor riesgo de tener complicaciones durante el embarazo como preeclampsia y abortos; el riesgo de cáncer también es mayor.

    Diagnóstico de Lupus

    El diagnóstico del lupus puede resultar complicado porque los signos y síntomas pueden ser muy variados, aparecer lentamente y variar con el tiempo. La combinación de una exhaustiva evaluación clínica del afectado teniendo en cuenta todos los posibles signos y síntomas presentes y de pruebas adicionales permiten establecer finalmente el diagnóstico o descartar otras causas que puedan justificar las manifestaciones clínicas del individuo.

     

    Principales pruebas de laboratorio

    Autoanticuerpos:

    • Anticuerpos antinucleares (ANA) – positivos en prácticamente todas las personas con LES, aunque también pueden ser positivos en otras enfermedades autoinmunes
    • Anticuerpos anti-Sm – observados casi exclusivamente en personas con LES
    • Anticuerpos anti-ADN de doble cadena – resultados altos son característicos de LES activo
    • Anticuerpos anti-SSA y anti-SSB – también pueden ser positivos
    • Anticuerpos anti-RNP – pueden ser positivos
    • Anticuerpos anticromatina – pueden existir en casos de LES en los que los ANA resultan positivos pero los anticuerpos anti ADN de doble cadena son negativos
    • Anticuerpos antihistona – en lupus inducido por fármacos
    • Anticuerpos antifosfolípidos

    Complemento (fracción C3, C4 y CH50) – a menudo disminuido; C3 es una de las nueve principales proteínas del sistema del complemento que se asocia a algunas enfermedades como el lupus, la septicemia por gram-negativos, shock y malaria.

     

    Otras pruebas de laboratorio

    • Análisis de orina: puede mostrar sangre, cilindros o proteínas, indicando afectación renal
    • Hemograma: anemia con disminución de leucocitos y plaquetas
    • Factor reumatoide (FR): puede ser positivo o negativo
    • Electroforesis de proteínas séricas – aumento de gammaglobulinas
    • Velocidad de sedimentación globular (VSG): aumentada en la inflamación aunque también aumenta en otras muchas situaciones
    • Proteína C Reactiva: puede estar elevada; también asociada a inflamación
    • Crioglobulinas: a menudo positivas; las crioglobulinas son proteínas sanguíneas anómalas que precipitan cuando la temperatura corporal es inferior a la normal, obstruyendo los vasos sanguíneos.

     

    Otras pruebas diagnósticas (ajenas al laboratorio)

    Puede realizarse una radiografía convencional (rayos X) u otras pruebas de imagen para identificar los órganos que pueden estar afectados por el lupus.

    En algunos casos puede ser necesaria la realización de una biopsia de riñón en la que se obtiene una muestra de tejido renal para evaluar la existencia de cambios tisulares indicativos de lupus; puede resultar útil de cara al tratamiento.

     

    Fuente:  LabTests Online

    Comentarios

    Comentarios

    Comentar →

Comentarios

Comentarios