• 20 de Febrero 612 - Bariloche, Argentina
  • | 0294 4428834 - Whatsapp | 02944587122
 
 
 
    • 13 OCT 19
    • 0
    Día Mundial de la Trombosis

    Día Mundial de la Trombosis

    1 de cada 4 personas en el mundo mueren por condiciones causadas por la trombosis. El 13 de octubre es el día elegido para crear conciencia sobre la trombosis.

     

    ¿QUÉ ES LA TROMBOSIS?

    La trombosis es la formación de un coágulo de sangre en un vaso sanguíneo. El vaso puede ser una vena o arteria como, por ejemplo, en una trombosis venosa profunda (venosa) o una arteria coronaria (arterial). El coágulo en sí se denomina trombo.

    Una vez que se forma, el coágulo puede ralentizar o bloquear el torrente sanguíneo normal e incluso desprenderse y trasladarse hacia un órgano. Un coágulo que viaja a través de la circulación se denomina «embolia«. La trombosis, una afección a menudo evitable, es la patología subyacente de un infarto de miocardio, ictus tromboembólico y tromboembolia venosa (TEV), las tres principales enfermedades cardiovasculares causantes de muerte.

     

    Tipos de Trombosis

    La trombosis normalmente se clasifica por el lugar donde ocurre en el cuerpo. Dentro de estas categorías, puede subclasificarse.

    Las dos clasificaciones generales de trombosis son venosas y arteriales, dependiendo de si el coágulo se desarrolla en la vena o en una arteria. La trombosis venosa y arterial son variaciones de mecanismos patológicos similares. Ambos están influenciados por factores de riesgo adquiridos o heredados.

    El tromboembolismo venoso o TEV es una afección en la que los coágulos sanguíneos se forman con mayor frecuencia en las venas profundas de la pierna, conocida como trombosis venosa profunda o TVP, y pueden viajar en la circulación y alojarse en los pulmones, conocida como embolia pulmonar o EP.

     

    Evaluación y prevención de riesgos de trombosis

    Las investigaciones sugieren que el TEV a menudo puede prevenirse, y existen estrategias de prevención científico-estadística que pueden detener el desarrollo de coágulos en individuos en riesgo.

    Para identificar si un paciente está en riesgo, los profesionales de atención médica deben realizar una evaluación de riesgo de TEV, que es una herramienta o cuestionario que reúne información sobre la edad, los antecedentes médicos, los medicamentos y los factores de estilo de vida específicos de un paciente. Luego, la información se usa para determinar el riesgo potencial del paciente (p. ej., riesgo moderado o bajo) de presentar coágulos de sangre en las piernas o los pulmones.

    Si se interna en un hospital y no le realizan la evaluación, actúe de forma proactiva. Pídala.

     

    ¿Cuáles son las pruebas más comunes que mi equipo de atención puede ordenar para ver si tengo un coágulo de sangre?

    -Un análisis de sangre denominado Dímero- D

    -Un ultrasonido del brazo o pierna en búsqueda de TEV

    -Un scan CAT del tórax para buscar una EP

     

    Las personas consideradas en riesgo deben recibir la prevención adecuada (conocida como «profilaxis»), que puede incluir:

    -Medicamentos para prevenir los coágulos (p. ej., anticoagulantes).

    -Dispositivos mecánicos (p. ej., medias de compresión, dispositivos de compresión neumática intermitente o bomba venosa del pie de inflado rápido).

    -Los pacientes del hospital también pueden recibir instrucciones de desplazarse o hacer ejercicios con los pies o las piernas tan pronto como sea posible.

     

    Tratamiento

    La TVP y la EP son afecciones graves y potencialmente mortales que requieren atención médica inmediata. El tratamiento puede diferir según el paciente, pero generalmente incluye medicamentos anticoagulantes para deshacer los coágulos y evitar la formación de nuevos. Dependiendo de condiciones específicas, un paciente podría necesitar:

    -Anticoagulantes (p.ej., inyectables como heparina, enoxaparina, o heparina de bajo peso molecular, etc)

    -Dispositivos mecánicos (p. ej., medias de compresión, dispositivos de compresión neumática intermitente o bomba venosa del pie de inflado rápido).

    -Terapia trombolítica (p. ej., activador tisular del plasminógeno).

    El diagnóstico precoz y el tratamiento a menudo pueden llevar a una recuperación, pero puede haber complicaciones a largo plazo, como el síndrome postrombótico y la hipertensión pulmonar tromboembólica.

     

    Conozca sobre la trombosis: una prioridad global

    La trombosis no discrimina. Los trombos o coágulos pueden afectar a cualquiera sin importar donde resida, edad, o etnia. Lo más importante que puede hacer para protegerse de un coágulo sanguíneo, potencialmente mortal, es saber si está en riesgo. Conozca los signos y síntomas y, de ser necesario, comuníquese de inmediato con un profesional de atención médica.

    En 2012, la Asamblea Mundial de la Salud (AMS) estableció un objetivo mundial de reducir un 25% las muertes prematuras por enfermedades no infecciosas, incluidas las enfermedades cardiovasculares,  para el 2025.

     

    Fuente: worldthrombosisday.org

     

    Comentarios

    Comentarios

    Comentar →

Comentarios

Comentarios